miércoles, 12 de agosto de 2015

El biopetróleo desembarca en China.

El programa EcoPartnerships es una manifestación innovadora de cooperación entre Estados Unidos y China en materia de energía y medio ambiente. Recientemente el Secretario de Estado de los EE.UU. y el Consejero de Estado de la República Popular de China anunciaron un nuevo EcoPartnerships en el cual la petrolera China Sinopec colaborará con  el desarrollo  Sapphire Energy de EEUU para la obtención de petróleo crudo renovable a partir de microalgas. El proceso básico consiste en cultivar microalgas a gran escala, cosecharlas y someterlas a una pirólisis rápida para obtener en un ciclo completo de aproximadamente 14 días un biopetróleo liviano capaz de dar por destilación, entre otros productos nafta y diésel. Los combustibles obtenidos cumplen con las normas ASTM,  respetan el medio ambiente y parecen constituir una alternativa ecológica, rentable y escalable. La experiencia de la empresa de EEUU en el trabajo con microalgas queda demostrada con el convenio firmado hace varios años entre Sapphire Energy y Monsanto Company  destinado a aprovechar la plataforma de investigación a base de algas de Sapphire para descubrir genes con potencial aplicación  a la agricultura, particularmente en el campo de la producción.
La Directora General de Sapphire Energy, Cynthia ‘CJ’ Warner expresó: "Esta colaboración entre las dos compañías ejemplifica el objetivo común de proveer energía más limpia para los EE.UU. y China. Juntos vamos a demostrar que el petróleo crudo a partir de microalgas se puede producir en condiciones económicas favorables e integrar a las redes de distribución de combustibles existentes, además de ofrecer ventajas sustanciales para la reducción de las emisiones de CO2  en ambas naciones”.
¿Alcanzará está simbiosis, sustentada por una importante inversión, la anhelada meta de llegar algún día a reemplazar el combustible fósil? China, el principal importador de petróleo de mundo, comienza a jugar la partida. 

No hay comentarios: